PRD fija postura ante Quirino


​El Consejero Estatal del Partido de la Revolución Democrática, Juan Antonio Mejía, Emite en un comunicado la postura de su partido.

El PRD  invita a  la reflexión y  la consideración  del poder  que representamos y nuestro  deber  con  la ciudadanía que  ha confiado en nosotros para construirles un mejor  Sinaloa, un mejor   país,   el  PRD   está   convencido   que   es   necesaria  una reforma  estructural  a la ley electoral,  que  permita una repartición equitativa de los poderes y recursos de acuerdo a la demarcación  y población  que  exista en  cada municipio,  mas no  está  a favor  de  las  “medidas  de  austeridad”  que  propone nuestro   gobernador;   el  problema  que  persiste  en  la ciudadanía radica en el descontento del actuar de sus representantes quienes buscan  un beneficio propio y egoísta, no  uno  para  mejorar   la calidad  de  vida de  la sociedad  en general; todo esto  eso  no contribuye al desarrollo  político, económico   y  social,     por   lo  que  se   vive  un  estancamiento; prueba de esto son las gigantescas deudas públicas que se arrastran   cada  administración   como   producto   de   un   mal manejo presupuestario, la falta de transparencia, y la fuga de capitales.
Es  por  ello que nosotros proponemos centrarnos realmente al tema de austeridad, pero  con alternativas más fructíferas y que  no ocasionen  la abolición de la democracia,  la cual es  la base de nuestra sociedad  y la contraparte  del autoritarismo, esta misma democracia debe ser  lo más importante en nuestro actuar  como  estado  y así  generar   un  beneficio  popular,   un beneficio para todas las familias sinaloenses, que exista un bienestar  para todos  los  ciudadano. Estamos  de acuerdo  que el cambio está en la iniciativa de austeridad,  pero  enfocada en disminuir las inconmensurables sumas  de dinero destinadas a las exageradas prestaciones y servicios de todos  los poderes y niveles de gobierno.
Como  alternativa  a  la iniciativa  de  nuestro   gobernador   los invito a proponer iniciativas que  implementen herramientas de democracia directa como el “presupuesto participativo” que permite a la ciudadanía incidir o tomar decisiones referentes a los  presupuestos públicos, tanto a nivel estatal como a nivel autonómico o  local; proceso de  consulta y diálogo entre  la comunidad y las autoridades sobre  cuáles son las prioridades de inversión de un municipio. se trata de dividir el territorio en el que  se  va a realizar  la consulta  sobre   los  presupuestos, englobando  a todas  las  personas que  se  vean afectados  en ellos y formar diferentes secciones de pequeño tamaño para que  en  cada  una  de  ellas  se   puedan  realizar  propuestas y debatirlas con argumentos válidos y deliberando, que es el fin de la democracia deliberativa. y con  ello lograr  una participación ciudadana y   recuperar   su confianza en las instituciones gubernamentales.

Leave a Reply

Your email address will not be published.


6 + 3 =