Close

El Código de Manuel Fernando López

El Código
Manuel Fernando López
“La ciencia se compone de errores, que a su vez, son los pasos hacia la verdad….”
Lo anterior, lo sabe perfectamente el ingeniero agrónomo José Cosme Guerrero Ruiz; hombre que ama el origen de todo ser humano: la tierra; tanto que ésta es parte fundamental de la Iglesia: “polvo eres y, en polvo te convertirás…”
Egresado de la escuela de agricultura de la Universidad de Sonora, inició su peregrinar por los diversos campos de Sonora, acumulando experiencias y, por qué no decirlo, errores que al final, lo condujeron a desarrollar su propio invento, traducido en una composta para mejorar enormidades diversos cultivos.
Pero parafraseando al mismo ingeniero, “vamos por partes como dijo Jack el Destripador…”; todo ésto mientras degustamos un café en compañía de su colega y amigo Francisco Martínez.
Historia la suya por demás singular: hijo de padres oriundos de Bacanora, vio la primera luz en la ciudad de México, porque sus padres en aras de mejorar viajaron hacia allá en tren y, a los dos años de edad, volvieron todos a Hermosillo.
No cualquiera puede presumir haber trabajado con el doctor Norman Bourlag en el valle del yaqui, premio nobel de la paz, gracias a su “revolución verde” por el mejoramiento a la semilla del trigo.
Recuerda cómo en 1977, llegó a los cultivos la terrible plaga del “chahuixtle” –puccinia recóndita—de tal forma que afectó el setenta por ciento de la superficie sembrada en Sonora de trigo.
Tanta fue la alarma por lo anterior, llegó al valle, el presidente José López Portillo sabedor que el país temblaba ante el peligro en el bien llamado “granero de México” y, en consecuencia ordenó todo el apoyo tecnológico y estructural para resolver este problema alimentario.
Luego en su peregrinar, llegó a la costa de Hermosillo en 1977, para trabajar en el laboratorio de fitopatología sito en la calle 12para trabajar en el mejoramiento del garbanzo.
Sobre todo para investigar variedades resistentes a la llamada “rabia” , plaga que ataca a dicho cultivo, logrando el control sobre la misma.
Aporta el investigador un dato poco conocido, salvo para los productores: la tierra de Sonora apenas registra el uno punto cinco de minerales, mientras Sinaloa llega casi al tres.
Lo anterior, obligó por muchos años, al uso brutal e indiscriminado de químicos y fertilizantes, que tanto daño ha y sigue causando a la tierra y por consecuencia a la salud humana.
Tres elementos a decir del entrevistado son claves para tener una tierra óptima para el cultivo y, los llama “las tres emes”: minerales, materiales orgánicos y microorganismos. Todo esto, para reproducir bacterias contra fungicidas y demás químicos dañinos a la tierra.
Fue copartícipe en la fundación del Centro Internacional de Mejoramiento del Maíz y Trigo; hoy existen, uno en Ciudad Obregón y el otro en Texcoco.
Tan enorme experiencia de este hombre con 69 años a cuestas lo llevó a conformar una composta –patente en trámite—que ha traído enormes rendimientos a diversos cultivos y, sobre todo a eliminar productos contaminantes.
“Todo por la tierra Manuel, tenemos que hacer todo por ella…”, precisa este hombre que tanto la ama y lucha por ella.
Costos de Aplicación de Composta y Biofertilizante. Con la Aplicación de este paquete, se ahorraría un 50 Porciento de Fertilizante. 6 Tons de Composta —- $5000.00. Más 8 LTS X Hectárea de Biofertilizante Bacillus-T —– $ 2160.00 ( 3 aplicaciones). Total — $ 7160.00 X Ha.
En las 5 has serían 35,800.00 más el flete de las 30 toneladas pensando en comprar la composta en VALMO, de Hermosillo a Caborca, más la aplicación de la composta

svg5 min read

Leave a reply

Comentarios

No hay comentarios que mostrar.

Temas

svg

Eduardo Alfonso Felix

sinaloensesmx@gmail.com

Fotógrafo & Blogger

Periodista, Fotógrafo y Productor multimedios director de www.sinaloenses.mx, además es Webmaster de varios medios de comunicación en Sinaloa y Sonora.

Suscríbete
Trending Ahora